10 Errores de copywriting que pueden arruinar tu web

¿Te ha pasado alguna vez que has entrado en una web y, tras unos pocos minutos navegando por ella, sentiste que te estaban hablando a ti, que conocían a la perfección tus problemas y tenían una solución real que ofrecerte? ¡Bienvenido al mundo del copywriting!

Si tú eres de los míos, si te gusta hacer las cosas bien desde el principio, poniendo todo lo que está en tu mano para alcanzar el objetivo que te has marcado, hoy quiero compartir contigo esos errores de copywriting garrafales que no puedes cometer en los contenidos de tu web.

10 Errores de copywriting que pueden arruinar tu web

Las tendencias actuales en internet indican que los usuarios quieren y valoran cada vez más un contenido de calidad. Por calidad podemos entender un contenido o copywriting que sea útil, interesante o eficaz.

En este sentido, más del 80% de los compradores busca asesoramiento e información antes de comprar un producto o servicio, y más del 60% de esos compradores eligen internet como su principal fuente de información para resolver un problema o satisfacer una necesidad.

Queda más que claro que el copywriting es una parte integral de cualquier estrategia digital enfocada al SEO. Es decir, el ofrecer contenido de calidad hará que tu página web o negocio digital aumente rápidamente su ranking en Google o posicionamiento web.

Sin embargo, para escribir un contenido o un copy bien orientado a SEO que te haga destacar por encima de tus competidores hay que evitar una serie de errores. Pero antes de hablar de esos fallos, te aconsejo que revises rápidamente qué es copywriting.

1. Hablar de ti y dejar en segundo plano al cliente

La pregunta todopoderosa: ¿Qué hay en esta web para mí?

Es la pregunta que toda página principal tiene que responder. Si no lo hace, mal asunto.

La gente que visita tu web está muy ocupada. Tan ocupada que realmente no tiene tiempo de leer lo maravilloso que es tu negocio. Es más, no le interesa saber de ti. Lo único que le preocupa es saber si en tu web hay algo para él. Algo que solucione alguno de sus problemas o aumente su placer.

Solo quieren sentirse especiales y responder a la única pregunta que se hacen cuando te visitan: ¿hay algo en esta web para mí?

Si quieres que tus clientes potenciales se sientan identificados con tu negocio debes mostrar en tu web los beneficios que obtienen con tus productos o servicios, cómo se van a sentir una vez lo prueben y qué problemas les va a solucionar.

2. Escribir para todo el mundo

No puedes pretender escribir para el 100% de los usuarios que aterrizan en tu web, porque obviamente el 100% de los que llegan a tu página no serán clientes potenciales.

Como sabes, en toda estrategia de marketing que se precie se debe tener claro quién es el cliente ideal, ese al que le encajaría perfectamente tu producto o servicio. Y tu cliente ideal no es todo el mundo, y tampoco es tu mercado objetivo.

Tu cliente ideal es la clase de persona a la que tu marca aspira a atraer. Esa persona que te respeta, te valora y aprecia lo que ofreces. Imagínatela, descríbela y piensa solamente en ella cuando te lances a escribir.

3. Olvidarte del SEO

Aunque un copywriter debe centrarse siempre en el cliente, eso no significa que debamos olvidar a Google. Ese es uno de los peores errores de copywriting que se pueden cometer.

El SEO es importante para cualquier redactor y para cualquier emprendedor digital. ¿Por qué? Porque si no llenas tu tienda, de nada vale que tengas un escaparate perfecto.

Realiza una buena búsqueda de palabras clave e introdúcelas en el texto con naturalidad. Qué es lo que está buscando mi buyer persona y qué pretende encontrar son dos de las primeras preguntas que hay que hacerse antes de redactar cualquier contenido de calidad.

Será la manera de atraer tráfico relevante a tu página web y lograr los objetivos de negocio que te has marcado.

¿Por qué mi web no aparece en Google?

4. Asumir que lo que tu competencia escribe, publica o hace es lo correcto

Uno de los grandes errores de copywriting es pensar que lo que escribe la competencia es siempre mejor que lo tuyo y no, no es así. Da igual que sean más conocidos que tú o que todo el mundo les adore. No todo lo que hacen es correcto o funcionaría si lo extrapolaras a tu marca.

Tu competencia existe para inspirarte, para observarla y para aprender de sus errores. No está ahí para copiarla o para considerarla superior o infalible.

Está bien que les eches un vistazo para saber qué hacen, qué les funciona o qué suelen publicar en redes sociales para hacerte una idea de lo que puedes hacer tú para mejorar. Pero no se trata de copiar en ningún caso. ¿Por qué? Porque si lo haces pueden pasar dos cosas:

  1. Que no tenga el resultado que esperas, porque cada negocio, aun estando en el mismo sector, es diferente y los productos y servicios tienen cualidades y valores distintos.
  2. Que acabes haciendo textos idénticos a los de tu competencia, sin personalidad propia. Así nunca conseguirás diferenciarte de ellos y, al mismo tiempo, acabarás cometiendo sus mismos errores al escribir.

Así que, ya sabes… ¡nada de copiar!

5. Falta de call to action en las páginas

Imagínate por un momento una persona leyendo un libro de una manera muy distinta a la que estamos acostumbrados. Primero la página 5, después la página 8 y así sucesivamente. No tiene sentido, ¿verdad?

En una web es lo que ocurre. Una persona puede entrar directamente a tu home. Otros entrarán a tu nuevo post de la semana. Sea cuál sea su primera página tiene que ser fácil para ellos determinar dónde están:

  • Cada página tiene que aclarar dónde están y de qué va tu web.
  • La página tiene que ser fácil de escanear.
  • Cada página tiene que tener algún call to action o llamada a la acción que les guíe al lugar al que quieres que vayan. Suscribirse, ir a la tienda, pedir presupuesto, contactar.

No confíes únicamente en el poder de tu barra de navegación para determinar qué es lo que tienen que hacer después.

6. Alargar el mensaje

Seguro que alguna vez has oído la frase “menos es más”. Pues, este punto trata justo de eso. De reducir el número de palabras de nuestros textos. Y es que eliminar lo superfluo resulta en un aumento de la calidad del contenido y, por ende, en una mejora significativa del posicionamiento web.

En muchos textos observo que se alargan innecesariamente. Es como si nos diese miedo presentar lo que estamos vendiendo. Qué tontería, ¿verdad?

Montamos una web para vender nuestros productos o servicios, y ofrecerlos no debe producirnos ningún tipo de rechazo.

No olvides que a Google le gustan las frases cortas y directas. Ve al grano. Tus lectores lo apreciarán.

De hecho, incluir palabras de relleno es inútil y simplemente complica las oraciones. No enlaces una frases subordinada tras otra. Tus oraciones deben ser cortas, claras y concisas.

Evita usar palabras muy complejas o abstractas. Seguro que no las necesitas para hacer llegar tu mensaje y captar la atención de tu buyer persona.

7. Utilizar un lenguaje demasiado rebuscado

Una de las claves para mejorar los textos que escribes pasa por ser lo más directo posible. Olvídate de todas esas frases rebuscadas, con multitud de adjetivos y pretenciosos y apuesta por la sencillez.

¿Otro consejo? Cuidado con el exceso de exclamaciones, las faltas de ortografía o con utilizar emoticonos, porque no estás chateando con un amigo ni mandando un mensaje a un grupo de Whatsapp.

8. Crear títulos rompedores… que son un farol

Seguro que has leído ya bastante sobre la importancia de crear títulos atractivos para que la gente entre en tus publicaciones. Posiblemente incluso lo hayas aplicado, pero luego ¿qué?

De nada valen esos títulos si dentro no hay un contenido que sea realmente valioso para el visitante. Recuerda que el objetivo de la web es la conversión, el resto de estadísticas son simples medios para lograr ese objetivo.

Estudia bien si esas publicaciones con un CTR tan bueno están rindiendo luego como tú esperabas.

Mi consejo en este punto es que el contenido sea siempre mucho mejor que el título.

9. Contenido mal estructurado o difícil de leer

No importa lo valioso que sea tu mensaje si tu copywriting es difícil de leer porque no tiene un formato adecuado. Diseña una estructura adecuada para mejorar la legibilidad de tus textos.

Recuerda que estás compitiendo en internet para atraer y retener la atención de lectores. Por lo tanto, escribir párrafos largos y sin espacios para respirar, ahuyentará a los visitantes de tu web.

Aprovecha el poder de los párrafos, de los llamados “bullet points” para separar las ideas y, por supuesto, de las imágenes. También, el uso de subtítulos e epígrafes de diferentes tamaños a lo largo de tu contenido podría ser buen recurso para atraer más tráfico.

10. Peor error de copywriting: hablar de características y no de beneficios

Pero el error más garrafal que se puede cometer en copywriting es el de hablar de características y no de beneficios.  Este es el error más común que podrás encontrar en la mayoría de webs, y que además les daña muchísimo.

Se trata de hablar de las características de lo que vendes en lugar de hacerlo de los beneficios que el cliente obtiene. Mira, un ejemplo.

Imagina que estás buscando comprar una lavadora. ¿Que sería más importante para ti, conocer que lava a 2.000 revoluciones por minuto o saber que gracias a esas revoluciones el lavado dura la mitad y tú puedes dedicar ese tiempo a otras cosas?

Sin duda, los beneficios ganan. Piensa qué hacen por tus clientes cada una de las características de lo que vendes u ofreces, y trasládalo a los textos.

Saca provecho de tus contenidos y conecta con el corazón de tus clientes.

En Neurita, psicología y neuromarketing, somos psicólogos copywriters expertos en posicionamiento web a través de SEO y en marketing en psicología personalizado. Trabajamos para aumentar la visibilidad, el branding y las peticiones desde tu página web.

 

Por |2019-10-03T12:54:44+00:00septiembre 17th, 2019|Neuromarketing|Sin comentarios

About the autor:

Responsable de Neurita·Psicología & Neuromarketing. Psicóloga Sanitaria, Consultora de Marketing Digital para el sector Sanitario y SEO copywriter.

Deja tu comentario